Historia de la Escuela Industrial Domingo Faustino Sarmiento

BREVE RESEÑA

El surgimiento de nuestra escuela está ligado a las ideas y al accionar de Domingo Faustino Sarmiento. Este, imaginó un país moderno, para lo cual era necesario crear instituciones educativas, científicas y técnicas en pos de la industrialización y el progreso.
Sarmiento no concibió la minería sanjuanina como una empresa de simple extracción y fundición de minerales. Sus miras, mucho más amplias, fueron que con el apoyo de la riqueza mineral complementarían la economía promoviendo la agricultura, la industria y el comercio y hasta poblar el desierto territorial. El desarrollo de la minería traería aparejado, el desarrollo agrícola, ganadero, industrial y comercial. La minería, así enfocada, se convertiría en motor de una verdadera revolución económica de repercusión nacional.
En este marco se creó la actual Escuela Industrial en San Juan. Es la primera escuela técnica de la provincia, integró la Universidad Nacional de Cuyo y sirvió de base a la Universidad Nacional de San Juan.
En 1871 se concretó la creación del Departamento de Minas, anexo al Colegio Nacional de San Juan, fecha que se toma como la creación de la Escuela, que otorgaba el título de Ingeniero.
En 1873 se separó del Colegio Nacional y la Escuela de Minas ocupó diferentes domicilios sin un establecimiento propio hasta casi mediados del siglo XX. A pesar que la escuela no contaba con un edificio que reuniera condiciones adecuadas para el desarrollo propicio de la actividad educativa, el nivel académico de su cuerpo docente permitió formar profesionales muy reconocidos por las empresas privadas y estatales.

A partir de 1931 se anexa la Escuela de Artes y Oficios, y se comienza a aplicar el Plan de Estudios de las Escuelas Técnicas Nacionales. Y en 1936 se adopta el Plan de la Escuela Otto Krause, ampliándose las especialidades y pasando a ser un Instituto de Enseñanza Media.
En 1939 se crea la Universidad Nacional de Cuyo. A esta se incorpora la Escuela de Minas e Industrial de San Juan, que prepara técnicos químicos, construcción, minería, vial y mecánica. Estas cinco especialidades perduraron hasta 1975, cuando ya pertenece a la UNSJ.
Hasta 1963 cuenta con la escuela de Artes y Oficios como anexo.
En el periodo en que depende de la Universidad Nacional de Cuyo, cambia su denominación imponiéndosele el nombre Escuela Industrial “Domingo Faustino Sarmiento” en honor a su fundador. A partir de 1944 resurge el problema edilicio a causa del terremoto que destruyó el 80% de las construcciones de la ciudad de San Juan, porcentaje dentro del cual se encuentran los edificios que ocupaba la escuela.
Podemos afirmar, por el accionar de los miembros de la institución, que ésta no es un edificio, sino el espíritu de quienes la integran; es así que casi 90 años después de su creación se comienza con la construcción del mismo. Inaugurándose en 1963 el primer pabellón de aulas y laboratorios, en 1969, el segundo pabellón y en 1975, bajo la dependencia de la UNSJ, el tercer pabellón, que es el que se encuentra en la actualidad.
Cuando la escuela cumple sus 100 años vive una etapa de gran florecimiento. La formación académica de sus egresados es muy valorada, no solo en nuestro medio, sino a nivel nacional e internacional ya que muchos de sus técnicos desarrollan sus actividades fuera del país.
En 1973 se crea la UNSJ y la escuela cambia su dependencia pasando a formar parte de esta nueva casa de Altos Estudios.
Esta institución logró mantener su identidad como escuela técnica durante la vigencia de la Ley Federal de Educación.
En la actualidad brinda títulos técnicos en ocho especialidades: minería, química, industria de procesos, construcciones, vial, equipos e instalaciones electromecánicas, automotores y electrónica. Estos títulos permiten a los jóvenes, no sólo insertarse en el mundo del trabajo, sino seguir estudios universitarios, sin dejar de lado su formación integral.